Juan José Gómez Molina, Hijo Predilecto de Carcelén

El próximo sábado, 7 de junio, a las 13 horas, el pueblo de Carcelén rinde un merecido homenaje a Juan José Gómez Molina quien, a título póstumo, recibirá la distinción de Hijo Predilecto. Además, la actual Plaza del Ayuntamiento llevará su nombre y se descubrirá una placa conmemorativa en la muralla del castillo. El próximo 24 de agosto se conmemorará el primer aniversario de su trágico fallecimiento como consecuencia del atropello provocado por un conductor ebrio.

Con motivo de este homenaje, Magdalena Rosado, viuda de Gómez Molina, conversa con los lectores de El Día sobre la faceta personal del ilustre artista albaceteño.

—Tanto sus amigos como convecinos de Carcelén ponen por encima de su categoría artística la valía humana de Juan José Gómez Molina. Para quienes no tuvieron oportunidad de conocerlo, ¿cómo era Juan José en la distancia corta?
—Era una persona muy abierta, sonriente, que trasmitía tranquilidad y optimismo, con una generosidad enorme para tratar de solucionar cualquier problema que atañiese a su familia, amigos o alumnos. Poseía también una enorme curiosidad por todo, algo que facilitó que pudiese hacer de su afición una profesión.

—¿Cómo era su proceso creativo? ¿Era un creador metódico?
—No era metódico, era muy directo en la absorción de las sensaciones y se dejaba llevar por ellas. En ocasiones veías un cuadro y pensabas qué bien va pero al día siguiente te asomabas y ya no estaba porque algun signo, algún detalle de luz, algo, había cambiado.

—¿Qué aspectos cabría destacar de su capacidad artística?
—Poseía una gran capacidad para el dibujo y para captar las atmósferas y detalles de los paisajes y escenas que encontraba en sus recorridos, una nube en un viaje en avión… algo que luego se reflejaba en sus trabajos, como también se refleja la añoranza de la tierra de Castilla, de sus paisajes.

—¿Cómo recibe la familia la distinción que le brinda el ayuntamiento de Carcelén a Juan José?
—Para nosotros es un reconocimiento al ser humano que fue; era  un enamorado de su tierra, defensor de su paisaje y sus raíces. Quizá porque desde los diez años, por mandato de sus padres, va a estudiar a Madrid, aunque vuelva en verano. Esto supone un peso anímico enorme que lleva con mucha ilusión y sus trabajos lo reflejan, especialmente algunos fotográficos. Carcelén puede presumir de contar con una ‘enciclopedia’ fotográfica en la que intervinieron también arqueólogos, historiadores…

—Juan José, por tanto, estuvo siempre íntima e indisolublemente vinculado a su pueblo y sus gentes.
—Efectivamente, él conectaba con el pueblo. Mis hijos no son de Carcelén pero se sienten totalmente carceleneros, allí han dado sus primeros pasos durante las vacaciones… nuestros recuerdos están allí. Además de recordar a Carcelén y poner su nombre donde fuera posible, los vecinos reconocen a ese hombre que entraba en sus casas, con el que compartían un plato de paella y un rato de conversación.

“Trabajo, honradez, humanidad”
El escritor Eloy M. Cebrián pronunciará un panegírico, del que ofrecemos un extracto:

“Juanjo amaba la fotografía. El arte de usar la luz como pincel. Cuando vi por primera vez sus fotografías de Carcelén sentí algo muy especial. Era como si no hubiera visto este pueblo de verdad hasta que Juanjo me lo reveló con el objetivo de su cámara. No es posible retratar con semejante belleza algo que no se ama profundamente. Juanjo era su pueblo. Era sus calles y sus campos. Sus montañas. Sus almendros y sus olivos. Y su luz. Juanjo irradiaba luz. Por eso creo que las imágenes más hermosas que Juanjo nos legó son las que dejó impresas en las calles y los campos de su querido Carcelén, y también en vuestras retinas y vuestra memoria. El niño que jugaba a subirse por los riscos con su hermano y los otros chicos del pueblo, el muchacho que se fue a estudiar a Madrid. El joven profesor. El artista de prestigio. El hombre de familia que volvía una y otra vez a la casa paterna para que sus hijos pudieran disfrutar de una infancia de libertad como la que él había tenido. Todos conserváis esas intantáneas impresas del modo más indeleble que existe, con el fuego del cariño y de la nostalgia. Las imágenes de Juan José Gómez Molina, el artista, el esposo, el hermano, el padre, el amigo. Y todas esas imágenes conforman una exposición permanente de lo mejor que puede dejar un hombre tras su paso por el mundo: honradez, trabajo, decencia y humanidad”.

El Leonardo de Carcelén
El Ayuntamiento de Carcelén, localidad natal de Juan José Molina, ha promovido su distinción como Hijo Predilecto y dedicará a su memoria el nombre de la actual Plaza del Ayuntamiento, además de una placa que se descubrirá en el castillo, uno de lo s lugares predilectos del artista.

En este sentido, Ildefonso Vera, alcalde de Carcelén, explica a los lectores de El Día de Albacete que “se celebrará un pleno extraordinario en el que nombraremos Hijo Predilecto a Juan José y, conjuntamente, dado que se preocupó no sólo por las fiestas sino por los monumentos y todo lo relacionado con las bellas artes en Carcelén, la plaza del Ayuntamiento pasará a llamarse, a partir de este sábado, Plaza Juan José Gómez Molina”.

“Además, en la misma muralla del castillo, porque era un lugar entrañable para él, vamos a descubrir una placa conmemorativa de este nombramiento”.

Ildefonso Vera quiso mostrar, asimismo su agradecimiento a Magdalena Rosado, viuda de Molina, y su familia, quienes “han donado una serie de fotografías de Juan José que expondremos en la primera planta del castillo fortaleza durante todo el fin de semana con acceso libre para todos los que quieran verlas”. Las autoridades regionales han recibido invitación al acto; el ayuntamiento de Carcelén las ha remitido, entre otros, al presidente José María Barreda, al consejero de Educación y la consejera de Cultura.

Ildefonso Vera valoraba la importancia de la trayectoria personal y artística de Juan José Molina: “Además de valorar su obra, que ha sido de gran importancia en el mundo de la pintura, la escultura y la fotografía, tal vez lo que más valoremos en Carcelén es que era un hombre muy cercano. La misma declaración institucional del ayuntamiento dice en uno de sus pasajes que a Juan José nunca se le subió el éxito a la cabeza”.

La sencillez humana de Molina no pasaba inadvertida para sus convecinos: “Siendo un autor que ha paseado su obra y recibido reconocimiento a nivel mundial, venía a su pueblo como un vecino más, participando en todas las actividades como el que más y, además, ha sido el ‘santo y seña’ de Carcelén. Incluso, yo me atrevería a definirlo como ya he hecho algunas veces como el Leonardo (Da Vinci) de Carcelén, debido a que intervino en varias disciplinas artísticas, además de tener tres cátedras, Madrid, Salamanca y Barcelona”.

El cariño que le profesa su pueblo asegura una acto con gran presencia de vecinos y amigos: “Juan José Molina es un carcelenero querido y tengo el convencimiento de que el pueblo se va a volcar en este acto y vamos a disfrutar de una gran asistencia de público. Creo que es justo hacerlo”.

Artista, docente, investigador
Su prolífica producción artística tiene presencia en destacadas colecciones de prestigiosas instituciones, como es el caso de la Fundación Joan Miró,el Museo de Arte Contemporáneo de Granada, el Museo Ayuntamiento de Salamanca o la colección de los Museos Provinciales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Juan José Gómez Molina se sintió asimismo inclinado a la investigación. Además de sus numerosos estudios realizados en el territorio nacional, destaca su investigación sobre métodos de enseñanza del dibujo, en las Universidades Americanas de Nueva Inglaterra, E.E.U.U: Rhode Island School of Design  y Brown University (Providence), Massachusetts College of Art (Boston), Yale School of Art (New Haven), Boston University (Boston) o Harvard University (Cambridge).

Austria, Argentina o Puerto Rico, Oporto o Nueva York, han sido algunos de los lugares hasta los que ha viajado la obra de Juan José Gómez Molina, bajo los formatos de exposición individual o colectiva. José Hierro, Guillermo Lledó o Santos Amestoy han sido algunas de las plumas ilustres que han escrito acerca de la obra y trayectoria de Molina. El propio Juan José sintió devoción por la escritura, un activo que enriquece su legado con una abundante obra bibliográfica, manuales de estudio obligado en diferentes centros artísticos y universidades. Más información en www.gomez-molina.com.

Anuncios
  1. Hoy, sábado 23 de agosto 2008, vinieron a mi memoria recuerdos de la época en la que tuve el valor de aceptar ser retratada por Juan José Gómez, (todo un honor) hoy paseando com amigos por el barrio de Malasaña. me pregunté que sería del artista. Al llegar a casa enciendi el ordenador para consultar. enterada estoy de la desagradable noticia. Sintiendo la pérdida de tan ilustre persona en este momento no se me ocurre nada más que expresar mi asombro

    • María Teresa Vilariño
    • 21/10/08

    Yo también son María Teresa Vilariño, pero no la que acaba de escribir, ni la retratada por Gómez Molina espléndidamente. Soy profesora de la Universidad y me acerqué a la obra del artista de casualidad, cuando veía que mi nombre aparecía bajo el nombre del autor, sin ser mi cuerpo, sino el de otra Teresa Vilariño.
    Lamento muchísimo su pérdida y le envío un cariñoso abrazo a su esposa. Internet permite casualidades como esta, que me haya afectado la muerte de alguien al que no conozco, que acababa de descubrir como en una ficción y que desaparece como en una ficción.
    Y a tí, mi doble Teresa Vilariño, un saludo.

    • Maria José Sarriá
    • 26/10/08

    Soy la hija de “Pirulo ” una de las fotografias ,entrañables para mi gusto , del libro de Juan José . Yo tambien salgo en el libro porque fui alumna de Doña Josefina. Estuve en Carcelén hasta los siete años . Esty en la foto de los alumnos de la escuela , la más a la izquierda. abajo. Parezco la Miny Mause . Cuando ,e añoro de Carcelén , siempre miro la pagina de Juan José o su libro que lo tengo muy a mano. Nos podemos felicitar todos los que de una manera u otra lo hemos conocido o leido. Mari Jose.

    • Mª Teresa Vilariño P
    • 4/04/09

    Y yo soy otra Mª Teresa Vilariño. Este comenterio de un tocaya me ha llamado poderosamente la atención, aparte de que por lo que me parece deducir, todas mis tocayas tienen (o han tenido)varios puntos muy interesantes. No doy clases en la Universidad, pero mi interés por la cultura me ha llevado o zonas desconocidas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: