Santos Juliá:“El colchón de apoyo a ETA debe estar fuera de la Ley”

santos-julia.jpgLa importancia de la Transición y sus principales aciertos, la trascendencia e importancia de la posturas políticas extremas de uno u otro signo o la conveniencia de hablar de memoria histórica son algunos de los aspectos abordados por Santos Juliá en su conversación con los lectores de El Día.Esta tarde, a las 20 horas en el Salón de Actos de CCM y organizado por la Obra Social y Cultural de CCM, comenzará el ciclo de conferencias históricas bajo el título Claves de la Historia de la España Contemporánea. El célebre historiador Santos Juliá, Premio Nacional de Historia 2005 por Historias de las dos Españas, inaugura dicho ciclo.

—Seguramente, ni César Vidal ni Jiménez Losantos ni el ex GRAPO Pío Mora se encuentren entre sus admiradores. ¿Queda gente interesada en que España siga dividida en dos aunque la sueñen Una, Grande y Libre?
—La verdad es que esta cuestión no me interesa, ni hablar de personas concretas.

—¿Y en un plano abstracto, sin personalizar?
—Si se identifica el concepto de nación española con alguna entidad eterna o con alguna característica o principio como, por ejemplo, el catolicismo o se interpreta la unidad de España en un sentido esencialista… pues efectivamente se reproduciría esa cita; pero no todo el mundo estaría de acuerdo en entender España según esos principios esencialistas.

—No cabe duda sobre la importancia de la Transición para, como usted indica en Historias de las dos Españas, “disolver en el aire la razón del gran relato”. ¿Cuáles fueron los grandes aciertos de este proceso de Transición?
—Creo que la Transición acierta en el momento en que amplía el juego político a quienes habían estado excluidos después de la Guerra Civil y la victoria de quienes se levantaron contra la República. Uno de los grandes aciertos de Adolfo Suárez fue legitimar, aunque tropezó con grandes obstáculos que fue capaz de superar con audacia, al Partido Comunista, legalización que ayer cumplía treinta años; fue un momento clave en la Transición. Después de éste momento, el resultado de las elecciones, que no dio mayoría absoluta a ninguno de los partidos, obligó a buscar una Constitución que fuera consensuada entre la mayoría de las fuerzas políticas, algo que ocurrió por primera vez en nuestra historia constitucional. Hasta ese momento, ninguna de las constituciones previas habían sido consensuadas por la mayoría de la derecha y los partidos de la izquierda.

—Señala en su respuesta la importancia de la legalización del Partido Comunista. Fue en compañía de uno de sus dirigentes históricos, don Santiago Carrilo, que usted padeció en la madrileña librería Crisol las iras de un grupúsculo de extrema derecha. ¿Hay sitio en la España presente y futura para los radicalismos políticos sean del signo que sean?
—Considero que en la medida en que estos radicalismos que usted llama se manifiestan recurriendo a la violencia no pueden tener sitio en una sociedad civilizada. Si uno es muy radical en el pensamiento pero éste no llega a legitimar el uso de la violencia no se da una anomalía porque sucede en todos los sistemas políticos. En estos casos, la extrema derecha o la extrema izquierda niega la legitimidad del sistema que la mayoría acepta pero utilizando las armas habituales de la confrontación política en democracia. Afortunadamente, quienes en España legitiman la violencia como instrumento de la política desde la Transición hasta hoy son grupos muy reducidos, excepto ETA que, aparte de tener la violencia como principio, tiene un colchón social que debe estar fuera de la ley.

—¿De qué modo considera usted que afectan estas posturas al devenir histórico presente y futuro de España?
—Han introducido un elemento de violencia en la política que dura ya treinta años; esto produce una desestabilización política en la medida en que los partidos mayoritarios se dividan o encuentren ahí un motivo de confrontación. Hasta muy recientemente ETA se ha enfrentado siempre a una política por parte de los partidos que estuvieran en el gobierno que era aceptada por la oposición. Si oposición y gobierno están de acuerdo en una política contra el terrorismo, sea de ETA o de cualquier otro grupo, la capacidad de los terroristas de desestabilizar la democracia es significativamente menor. El problema empieza cuando los partidos entran en confrontación e intentan utilizarlo, algo que desgraciadamente vemos desde hace unos años, no tanto desde ETA como con la irrupción del terrorismo islamista, que ha creado una anormalidad en la trayectoria política de España: que los dos grandes partidos entren en una confrontación muy dura por no aceptar que dicho atentado era responsabilidad del terrorismo islamista.

—Algunas voces desmerecen el proceso de recuperación de la memoria histórica impulsado por el actual Gobierno. ¿Qué valoración hace usted al respecto?
—Soy algo crítico en relación con la utilización de la expresión memoria histórica porque no podemos tener memoria de algo que no hemos vivido. Podemos conocer, intentar estudiar, investigar… no tenemos memoria de algo ocurrido hace más de setenta años quienes no vivíamos entonces. Creo que en España, desde hace muchísimos años, estamos investigando, trabajando, escribiendo y debatiendo sobre lo ocurrido en la República, la Guerra Civil y la posguerra: no se puede decir que seamos un país amnésico. El problema, cuando sehabla de memoria, es que cuando se produce una Guerra Civl que escinde una sociedad de arriba a abajo y la enfrenta por las armas, la memoria se transforma en algo personal, de grupo, de familia, de la comunidad a la que uno pertenece, y las memorias de la Guerra Civil tienen que ser memorias distintas, pero el recuerdo de lo sucedido debe ser uno que acepte también el recuerdo del otro.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: