Juan Lorenzo Collado: ‘El desaliento azul de la mirada’

El poemario recibió el premio Villa de Aranda y ha sido editado en la colección Telira

Esta tarde (miércoles 14 de marzo), a las 19,45 horas, Ángel Aguilar, director de la Biblioteca del Campus Universitario y escritor, ejercerá de anfitrión en la presentación del poemario El desaliento azul de la mirada, por el que su autor, el poeta Juan Lorenzo Collado, recibió el Premio Villa de Aranda. La presentación tendrá lugar en la Librería Popular (Octavio Cuartero, 17).

—¿Qué temática aborda usted en El desaliento azul de la mirada?
—El libro gira en torno al amor a través de varios pemas escritos en verso libre. En ellos convergen versos de amor y desamor. Los poemas nacen de forma separada, por lo cabe considerarlos piezas independientes articuladas en torno a la temática amorosa como nexo de unión, pero no existe un hilo conductor que lleve al lector desde un poema al siguiente.
—¿De qué recursos se sirve para la construcción del poema y la significación amorosa en ellos?
—Predomina una perspectiva que podría calificarse como intimista pero, al tiempo, incorpora numerosos elementos cotidianos, del día a día, que pudieran aparecer en numerosas situaciones habituales. No es tanto una perspectiva intimista de diálogo interior como una mirada al exterior desde lo íntimo a través de las inspiraciones que llegan y del trabajo posterior para acomodarlas a una forma y tono poéticos.
—Es por tanto una poética con más presencia del elemento visual que de la referencia conceptual?
—Creo que puede asociarse mejor con lo visual. La dificultad radica en alcanzar el tono poético que permita trasladar al lector la esencia de esa imagen. Este es el resultado que intento y que no sé si logro siempre.
—¿Cómo se define su proceso de coposición poética? Nace de la reflexión, del impulso de un momento…
—El impulso es un recurso importante; en ocasiones surge esa palabra, esa mirada, un giro de luz que te da pie al ejercicio poético. Muchas veces aquí se define el poema; otras veces es un punto de aprtida que precisa un trabajo posterior a partir de esas notas previas.
—¿Es usted muy dado a corregir o se fía de la primera intuición?
—Acostumbro a ser minucioso con esto. Después de escribir el poema, lo corrijo. Luego lo leen mi mujer, amigos… y recibo sus opiniones e impresiones. Con ello tengo la oportunidad de tener una primera referencia del efecto del poema en el lector. Uno tiene muy clara su intención mientras escribe pero, como decíamos antes, hay que transmitírselo al lector.
—¿Qué sensación le queda ahora que el poemario está editado y cuál cree que le quedará al lector?

—Ver el libro publicado es algo estupendo. El más reciente fue Huellas, en octubre del año pasado, pero es realmente difícil publicar poesía, que una editorial se arriesgue a editarlo si no se tiene “nombre”.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: