‘Curlew River’: un viaje interior hacia los sueños perdidos

Estreno absoluto en el Teatro Circo con la compañía Ópera Nova. Con escenografía y vestuario de Ouka Leele, Curlew River apuesta por la novedad.

Innovación, riesgo y modernidad son las características definitorias de la ópera Curlew River que, con carácter mundial, se estrena esta noche (21 horas) en el Teatro Circo.
Con escenografía y vestuario de Ouka Leele (Premio Nacional de Fotografía 2005), coreografías de Marta Gómez, quien junto a Carlos Pardo ha realizado también la dirección escénica, y con Sergio Alapont como responsable de la dirección musical, la obra de Benjamin Britten (1913-1976) aúna tradición y novedad y supone la primera de tres parábolas religiosas compuestas por el autor tomando como base una pieza medieval de teatro Noh japonés, con el que Britten entró en contacto durante su visita a dicho país en 1956.

Sinopsis
Carlos Pardo, director de escena, interpreta “la obra como el viaje de una madre buscando desesperadamente a su hijo, viéndose obligada a descender a los infiernos para encontrar una verdad que el mundo real le niega. La puerta de los infiernos está guardada por un vigía que impone una prueba para acceder al otro lado. Sólo la bondad y el amor del hijo, que regresa por unos momentos al mundo de los vivos, libra a su madre de la enajenación y permanencia en el Hades. El viaje es un viaje interior hacia el mundo de los sueños perdidos, un encuentro con la verdad, liberadora aunque dolorosa. Esta historia encierra una moraleja útil para nuestro mundo actual: la maldad es superada por la bondad; la maldad del hombre armado produce la muerte y la locura. La bondad del niño muerto redime de ésta y salva a los vivos de sus dolencias físicas y espirituales”.

La presentación del estreno de Curlew River contó con la presencia y participación de la directora general de Promoción Cultural, Eva Ortiz, y la delegada de Cultura, Llanos Moreno, además de la presencia de Ricardo Beléndez, gerente de Cultural Albacete.

Representación sin actrices
Una de las singularidades de esta obra, además de su carácter innovador y la asunción de riesgos ya señaladas, reside en que su representación es llevada a cabo por un elenco completamente masculino.
Sergio Alapont, director musical, explica a los lectores de El Día el porqué de esta circunstancia: “el libreto de la obra está escrito a partir de un relato japonés que pertenece al género del teatro Noh en el que, tradicionalmente, sólo participan hombres. De ahí que Britten, cuando escribe la música, tiene que pensar en el personaje de la mujer loca destinado a un tenor, porque su intérprete tiene que ser un hombre. Por eso mismo todos los integrantes del coro así como los solistas son siempre varones. Técnicamente, resulta del todo imposible modificar este aspecto porque la obra está escrita de este modo y no se puede cambiar el registro porque supondría una adulteración de la composición. Donde sí es posible realizar una intervención es en aquellos aspectos relacionados con la dramaturgia. De este modo, permanece el elemento tradicional dentro de la innovación”.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: