De cuando las mañanas nacen con olor a sangre reseca y náusea

Lamento ser yo quien le dé el café. Y lamento también no disponer hoy de algunas palabras esponjosas con las que tratar de despertarle una sonrisa o un recuerdo grato. Pero no dispongo de ellas hoy. Porque hoy me nació la mañana con olor a sangre reseca y me ha clavado sus garras en el estómago una naúsea profunda, al estilo de Sartre, que anticipa vómito. Hoy corro el riesgo de que se me caliente la boca en exceso. Le explico el porqué. Acostumbro a despertar escuchando la radio, por lo de estar al tanto de lo que, profesionalmente, deparará la jornada. Y hoy (ayer cuando usted lea esto) la radio me ha dejado estupefacto: De Juana Chaos terminará de cumplir condena en su casa. Así, tranquilamente, arropado por los suyos, tras los previsibles homenajes, exaltaciones y enardecimientos. Imagino que tras brindar con champán (antes lo hacían con tricornios para celebrar las muertes consumadas)por la gesta de este héroe de la causa de liberación del pueblo vasco al que yo, personalmente, preferiría mártir. Hablan de razones humanitarias para esta decisión. ¿Las medidas humanitarias no se reservaban para los seres humanos? ¿Qué le debe Zapaterito leré a estos pistoleros? Se verá pronto.

(Publicado en El Día de Albacete 02/03/07)

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: